ARTÍCULO: Niños deportados sin acta de nacimiento por temor de sus madres

Artículos

Por: Dalia Pineda

Chihuahua, Chih.- Menores que fueron repatriados en los últimos años por el Instituto Mexicano de Migración en ciudad Juárez, permanecen al margen de la ley, toda vez que no cuentan con un acta de nacimiento que certifique su nacionalidad mexicana y por consecuencia carecen de estudios, servicio médico y otros servicios a los que se vuelven acreedores como ciudadanos.

La colonia Siglo XXI de ciudad Juárez es testigo de las condiciones precarias en las que viven los menores y pese a que las condiciones de marginación son generalizadas, existen casos más graves, como el caso de tres pequeños entre 8 y 10 años (cuyos nombres omitiremos para resguardar sus derechos) que no entienden español y que no tienen ni un sólo documento que confirme su existencia ni en México ni en Estados Unidos.

El Instituto Mexicano de Migración reportó a medios de ciudad Juárez que un total de 4 mil 913 personas han sido repatriadas en el 2015, de los cuales mil 309 corresponden al Estado de Chihuahua, sin embargo en el mes de junio, de acuerdo a reportes periodísticos al menos 400 personas serían regresadas a territorio mexicano, de los cuales 110 corresponden a niños entre uno y 10 años de edad.

De acuerdo a las estimaciones del Instituto Mexicano de Migración, mensualmente 20 niños son enviados a México y canalizados a diferentes comunidades para que se integren con su familia.

 


Sin acta, sin servicio médico, sin educación...

El Centro de Atención al Menor y la Familia ubicado en la colonia siglo XXI en ciudad Juárez ofrece atención a estos menores a pesar de que no cuentan con un documento que garantice su legal estancia en este país, mismo que da clases personalizadas y alimentos para que tengan un desarrollo lo más apegado a la normalidad.

Debido a que las madres de estos niños o familiares como abuelos o tíos no pueden garantizar su lazo consanguíneo con los pequeños, no han reportado al Registro Civil la ausencia de un acta, ya que no cuentan con un sólo papel que los acredite como mexicanos.

Tan sólo en este centro, que trabaja de lunes a viernes, cuatro niños menores de 11 años no cuentan con acta de nacimiento, no hablan español y lo aprenden con dificultad.

Desde temprana hora los niños que habitan en esta colonia ubicada en la periferia de la ciudad fronteriza inician sus actividades en los Centros de Atención de la Familia; un sustituto de escuela que se encarga de brindar asesorías a los menores para que acrediten su primaria, secundaria e incluso preparatoria y se alejen de las calles.

En el lugar, donde también hay un comedor que es atendido por las madres de los menores, los niños reciben la atención de las autoridades, sin embargo aún no se han regularizado por temor de las madres de familia y tutores que se hacen cargo de ellos.

En recientes semanas, indicaron maestros del centro, que la madre de otro menor de 10 años acudió a solicitar auxilio ya que su niño se encontraba inmerso en pandillas y la madre temía por la seguridad del pequeño, pero al solicitar los documentos, no contaba con algo oficial.

Maestros del centro indicaron que la atención a los pequeños es sumamente compleja ya que los problemas que enfrentan se agravan porque sus padres no cuentan con empleo, otros carecen de una vivienda digna y esto les resta las ganas de aprender.

 


Iniciarán programa de atención a niños sin escuela por falta de actas

El secretario de Educación, Cultura y Deporte, Marcelo González Tachiquín informó que recientemente identificaron casos de niños que no cuentan con educación primaria y secundaria por ausencia de documentos, mismos a los que brindarán atención en ciudad Juárez tal como lo garantiza la Constitución.

Afirmó que aunque se busca que los niños puedan ser integrados al sistema escolarizado de nivel básico, esto podría demorar un año, tiempo en que los identificaran plenamente y los canalizarán a las diversas escuelas en el periodo de inscripciones.

Aunque las dificultades que enfrentan los niños en dichos Centros de Atención son mayores, ya que se concentran casos en que los pequeños enfrentan problemas de conducta o viven en la marginación extrema, el funcionario indicó que de momento continuarán su atención de esta manera.

“El artículo 37 constitucional en el primer párrafo indica que es mexicano de nacimiento todo aquel que nace en territorio nacional, pero el artículo 30 dice que todo aquel que sea hijo de mexicano o mexicana nacido en el extranjero, por lo que todas las personas que se quieran inscribir en una escuela con o sin acta, pueden hacerlo” explicó.

En este sentido dijo que es obligación presentar el acta de nacimiento al inscribirse, pero se ofrece a los padres de familia que las 10 sedes regionales admitan a los niños que no tienen acta por haber sido deportados y serán atendidos.

“Podemos inscribirlos pero luego averiguamos con Relaciones Exteriores su acta de nacimiento, si lo que quieren es inscribirse en otro país se tiene que ver con dicha dependencia y con el registro civil” expresó  el titular de educación en el estado.

 


El programa de atención es permanente

El delegado del Instituto Nacional de Migración en Chihuahua, Wilfrido Campbell informó que el programa de atención que se habilitó en el 2014 opera de la misma forma este 2015, donde los niños se acompañan en caso de que no sean mexicanos, se les brinda un albergue, comida y abrigo, luego son canalizados a sus países de origen.

El programa de niños migrantes del INM mantiene una serie de normas y pasos a seguir cuando los niños son deportados a este país, cuyas reglas se encuentran registradas en su portal del internet.

Mientras tanto, el director del Registro Civil Ricardo Yañez, informó que algunas familias regresaron a vivir a México y que no precisamente fueron deportadas, recibieron atención de las autoridades y lejos de tener problemas por una ausencia de documentos han recibido la atención de la autoridad.

En este sentido, el funcionario indicó que cada caso en el que las familias no cuentan con un registro de nacimiento, se pueden buscar formas de demostrar el lazo consanguíneo del menor, además en caso de que sí exista un registro en Estados Unidos se puede apoyar para apostillar las actas.

"El Registro Civil lo que pide es que se acerquen para hacer el trabajo ya que de otra forma no hay un número de identidad de los ciudadanos, además esto permite brindar la seguridad de los niños y tener un control de los nacimientos" explicó.


También te puede interesar: