#Salud | Riesgo en la vista de niños adictos al celular

Lo más viral

Muchos padres han encontrado en los dispositivos móviles la forma más rápida para que el niño ‘se quede quieto’. Una salida que funciona, pues el pequeño resulta hipnotizado con videos o juegos, pero que a juicio de los expertos pone en riesgo los ojos, sobre todo en edades tempranas.

Un estudio en España, evidenció un aumento en la prevalencia de miopía en personas que dedicaron más de tres horas al día en actividades que comprometían la visión cercana, especialmente por el uso de dispositivos electrónicos.

Una investigación publicada en agosto pasado en Oxidative Medicine and Cellular Longevity dice que, a diferencia de la luz visible, el componente azul se distingue porque tiene una longitud de onda corta, lo que le otorga una alta energía y, consecuentemente, una gran capacidad de penetración. Estas condiciones al ser percibidas por el ojo por tiempo prolongado y con intensidades elevadas se dice que pueden llegar a afectar algunos tejidos.

Dicho estudio, específicamente, dice que las mitocondrias (componentes de la célula) y los cromóforos (partes que perciben la luz en las células) tienen la capacidad de absorber dicha luz azul y producir efectos fotoquímicos como la oxidación y la liberación de radicales libres que aceleran los procesos de degeneración y muerte cerebral.

“La frecuencia del parpadeo disminuye cuando los niños están concentrados mirando los dispositivos electrónicos. Sobre todo cuando esa exposición se hace en la oscuridad”, advierten.

Recomendaciones:

Para los lactantes (menores de un año) no se recomienda que pasen tiempo frente a pantallas. Y para los niños de 1 a 4 años, la exposición no debe exceder una hora diaria; aclarando que cuanto menos, mejor. De ahí en adelante, más de tres horas al día se considera excesivo.

También te puede interesar: