ARTÍCULO: Ramona le gana una batalla al cáncer de mama

Artículos


Por: Dalia Pineda

Chihuahua, Chih.- Ramona tiene 60 años de edad, su semblante no aparenta a una mujer enferma pero tiene el cabello corto, abúndate y medio canoso, sus ojos brillan con fuerza y su cara la enmarca una sonrisa franca.

En el 2014 un absceso en el seno izquierdo la llenó de preocupación, a pesar del miedo por el inminente cambio en su vida, acudió al Seguro Popular donde la atendió un médico general y posteriormente la canalizaron al Centro Estatal de Cancerología para recibir atención especializada.

Ramona recuerda cuando llegó al hospital, pensó que los doctores la desahuciarían y no se sentía preparada para dejar a sus siete hijos y trece nietos, además siempre había estado al pendiente de las labores de su hogar, tampoco se imaginaba enferma.
Tras someterla a una mastografía, tomografías y luego de aplicar una biopsia, le diagnosticaron cáncer en etapa inicial y la programaron para operarla de forma urgente y así evitar la expansión del cáncer.

“Una llora mucho, me la mantenía deprimida, tenía miedo. Tenía miedo que me dijeran que no se me quitaba el cáncer y que no podrían hacer nada”, recuerda.

El 29 de julio de este 2015, Ramona fue internada y fue intervenida quirúrgicamente. Le amputaron el seno y fue sometida a ocho sesiones de quimioterapia y radiaciones por 33 días seguidos, aún le faltan 15 días.

“Una llora y se siente deprimida, me sentía mal, me quedé sin pelo, pero ya me salió, se enflaca una mucho, no por los medicamentos, es porque una se siente mal, estaba deprimida y no quería comer, pero ahora me siento bien, ya como”, se ríe mientras afirma.

Como vencedora de una enfermedad que termina con la vida de 458 mil mujeres en el mundo, Ramona porta en el cuello su pañoleta y se muestra paciente ante todo el procedimiento que el equipo de enfermeros, doctores, especialistas y administrativos del Centro Estatal de Cancerología le han ofrecido de manera gratuita.

“Pues a las mujeres que están enfermas, yo les digo que vengan y aquí son muy amables todos, los médicos y las enfermeras, los muchachos de radioterapia también, yo agradezco mucho a los médicos que me salvaron la vida”, expresa.

 


Cáncer de seno, la patología cancerígena más frecuente

No sólo en Chihuahua sino en el mundo entero, el cáncer de seno o de mama, es el que ocupa la mayor atención de los oncólogos y los centros de salud públicos y privados.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud, tan solo en el estado de Chihuahua el Centro Estatal de Cancerología atiende a 200 mujeres que padecen cáncer en el seno, aunque se estima que el número de pacientes con tumores es mayor, ya que de 100 casos sólo el 20 resultan malignos.

El director del Centro Estatal de Cancerología, Germán Ceballos Acosta, recordó que el mes de octubre es emblemático para las instituciones de salud, ya que se hacen notorios esfuerzos para detectar las patologías y evitar muertes.

El factor de la edad, el consumo y la exposición a diversos químicos, los alimentos procesados, las hormonas de la carne y el pollo, son factores definitivos para que se registre el incremento de casos de cáncer.

Aunque la herencia de una malformación maligna también es una posibilidad, esta causa apenas ocupa entre un 13 a un 15 por ciento de las pacientes.

 


Detección oportuna salva la vida

De acuerdo a los estudios relacionados con esta patología, el cáncer se origina en el tejido mamario, por lo general casi siempre en los conductos lácteos o en los lobulillos de la mama, que es donde se produce la leche materna.

El director del Centro Estatal, dijo que aunque la mayor parte de los casos se detectan en mujeres mayores a los 40 años, han registrado casos en jóvenes de 20 a 25 años, edad en la que se debe aplicar el primer examen.

En este sentido recordó que la norma Oficial Mexicana NOM-041-SSA2-2011 para la Prevención, Diagnóstico, Tratamiento, Control y Vigilancia Epidemiológica del Cáncer de Mama, señala para todas las mujeres la autoexploración, la aplicación de un examen clínico de las mamas y una mastografía.

En este sentido, dijo que la mastografía debe aplicarse cada dos años a partir de 40 a los 69 años, mientras que en las mujeres mayores de 70 años, la mastografía se realiza bajo indicación médica por antecedentes heredofamiliares de cáncer de mama.

Recordó que las anomalías se pueden presentar en la forma o textura de las mamas, la aureola y el pezón, además puede haber un engrosamiento de la piel, hundimiento, piel escamosa o hinchada o secreciones.

 


Nadie estudia incremento de casos de cáncer en Chihuahua

A pesar de que las estadísticas en el sector salud van en aumento, no sólo en Chihuahua sino en el mundo entero, en la actualidad no hay investigadores que respondan a las interrogantes del por qué las mujeres de la frontera están más expuestas a sufrir cáncer.

El doctor Germán Ceballos Acosta reconoció que tampoco hay suficientes especialistas para atender el cáncer de mama, pues la capital del estado tiene que ampliar sus esfuerzos para recibir a mujeres de la zona serrana que son detectadas en las clínicas que recientemente fueron abiertas.

Dijo que es probable que Chihuahua se encuentre por encima de la media nacional por el factor industrial, el consumo de carnes rojas, así como por factores de estrés, el clima y otros detalles.

“La media nacional es alrededor de 20 mujeres por cada 100 mil habitantes, en el país mueren alrededor de una mujer cada dos horas, Chihuahua está por encima de la media nacional”, explica.

En este sentido dijo que no hay estudios específicos en el estado de Chihuahua, se cree que la disminución de carnes rojas, hacer ejercicio, evitar el alcohol y el tabaco son factores de protección.

 


Atención gratuita

El factor económico ya no es un problema para las mujeres que enfrentan cáncer, el doctor Ceballos Acosta explicó que todas las pacientes que cuenten con un diagnóstico de cáncer de mama y que no gozan de servicio médico como Pensiones, IMSS o ISSSTE, son atendidas de forma gratuita en el Seguro Popular.

Dijo que lo anterior es posible a través del programa Gastos Catastróficos, se inscriben y de forma inmediata inician con los tratamientos correspondientes.

Puntualizó que a pesar de que lo ideal sería tener un edificio único que albergara a todo el personal médico del Centro Estatal, se cuentan con aparatos tecnológicos de última generación, que ofrecen gran calidad en la imagen.

Además, dijo, se tiene una sala sumamente equipada para cumplir con los  procedimientos de quirófano.


Obras de infraestructura

El pasado mes de julio se inundó por segunda ocasión el área de mastografía del Centro Estatal, lo que puso en riesgo los costosos aparatos que precisamente fueron adquiridos por una contingencia similar en el 2014.

Este año el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) avaló los daños en el edificio y existe la posibilidad de que haya una cuantiosa inversión para evitar que esta zona se vuelva a ver afectada por las lluvias.

Informó que el área permanece clausurada y están en espera de que el proyecto avance para mayor comodidad de las pacientes, ya que el mastógrafo se encuentra en la sala de rayos equis.

Aunque el Secretario de Salud, Pedro Hernández Flores, dijo que existe la posibilidad de que se utilizaran las instalaciones de una clínica desocupada en la colonia San Felipe, dijo que el edificio no cumple con las características necesarias para albergar el centro y esto sólo complicaría la atención que ya se brinda.

También te puede interesar: