#GuadalupeYCalvo | Denuncian amenazas e intento de despojo en contra de comunidades ódami

Sur

Guadalupe y Calvo, Chih.- Integrantes de las comunidades ódami, denunciaron públicamente que están siendo víctimas de personas que pretenden despojarles del territorio en Mesa Colorada, municipio de Guadalupe y Calvo.

Mediante una carta dirigida a defensores de la tierra, de los derechos humanos y medios de comunicación, aseguran que los hermanos Cornelio y Aurelio Alderete Arciniega, acudieron el pasado 3 de julio con armas de grueso calibre para obligarles a sacar su ganado y reforzar un cerco, con el que pretenden despojarlos del territorio.

De tal forma que están solicitando a la autoridad estatal y federal, que atiendan su caso y que en primera instancia se les garantice la salud e integridad física de las familias mediante la instalación de un protocolo de seguridad, entre otras solicitudes.

Este es el texto íntegro de la carta, con el relato íntegro de la situación y las soluicitudes de la comunidad:

El 03 de julio del presente año los hermanos Cornelio y Aurelio Alderete Arciniega volvieron a amenazar a integrantes de las comunidades ódami, acudieron a la comunidad Mesa Colorada, municipio de Guadalupe y Calvo, para reforzar un cerco que pretende despojar del territorio a los habitantes de dicha comunidad, en este sentido acudieron con armas de grueso calibre forzando a la gente para que sacara su ganado que de lo contrario ellos mismos lo harían y los llevarían a las parcelas de maíz y frijol, por otra parte, amenazaron a específicamente a dos personas de la localidad.

En el transcurso del 03 de julio a la fecha volvieron a amenazar a otro integrante de la comunidad ódami e integrante de Alianza Sierra Madre A.C. quien es beneficiario del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación.

A la fecha, la Fiscalía del estado de Chihuahua cuenta con 18 carpetas de investigaciones abiertas por diversos delitos comentidos por los hermanos Alderete Arciniega, contra habitantes de las comunidades Cordón de la Cruz, Mesa Colorada y el Tepozán, todas del municipio mencionado anteriormente.

En el año de 2013, los caciques Cornelio y Aurelio Alderete Arciniega, solicitaron a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorio y Urbano (SEDATU), la enajenación y venta de supuestos terrenos nacionales que se encuentran en posesión de las comunidades indígenas Mesa Colorada, Cordón de la Cruz y El Tepozán.

Sin embargo, en este proceso ocultaron información respecto a la existencia y permanencia de las comunidades ódami, quienes no tenían conocimiento de lo que estaba sucediendo en ese entonces.

En julio de 2016 los Alderete comenzaron a cercar los límites de la superficie ocupada por las comunidades e instalaron un campamento con gente armada para impedir el libre tránsito de los miembros de las comunidades, sacando su ganado vacuno y los despojaron de sus tierras.

Del 2016 a la fecha los hermanos Alderetes Arciniega cuentan con 18 carpetas de investigación abierta ante la Fiscalía del estado de Chihuahua, las cuales son por despojos, lesiones, robo de ganado, amenazas y daños a la propiedad y en ninguna se ha vinculado a proceso.

El 11 de octubre de 2019 la SEDATU en la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México se comprometió a emitir un dictamen sobre este caso en los tres meses siguientes, sin embargo, han pasado 8 meses y a la fecha no existe ningún dictamen, en tanto que se vuelven a registrar agresiones en contra de las comunidades denunciantes.

El 18 de octubre de 2019 se llevó a cabo la audiencia publica con las comunidades ódami y autoridades de los tres niveles de Gobierno, quienes les aclararon a los hermanos que no eran lo dueños de los territorios ocupados por los pueblos.

La violencia ejercida por los Alderete Arciniega ha provocado el desplazamiento de miembros de las comunidades y sus familias, en tanto que, por el retardo de la Fiscalía en la integración de las carpetas de investigación de los delitos cometidos, los perpetradores continúan impunes.

Exigimos actuación inmediata y responsabilizamos a las autoridades de la integridad física de cada uno de los integrantes de las comunidades y del personal de ASMAC.

Por lo anterior solicitamos:

· Se operen de forma inmediata las acciones necesarias, en coordinación con la Fiscalía General en el Estado y cuerpos de seguridad que correspondan, para que garanticen la vida e integridad física de los habitantes de las comunidades ódami.

· Le sea proporcionado a los beneficiarios un plan de protección que garantice su vida e integridad personal y la de su familia.

· Que la SEDATU cumpla con los acuerdos firmados de dar el dictamen de inviabilidad respecto de la solicitud de enajenación de terrenos nacionales de los señores Aurelio y Alejandro Alderete Arciniega.

También te puede interesar: