#Chihuahua | Ya tiene más de 13 horas hombre en una antena; el operativo de rescate continua

Chihuahua

Chihuahua, Chih.- Desde la noche de viernes, un hombre subió a una antena de comunicaciones, de una altura aproximada de entre 50 y 60 metros y empezó a gritar, lo que generó que personas que lo vieron llamaran a los números de emrgencias.

La antena se encuentra en el boulevard Díaz Ordáz y Niños Héroes, a un costado de la Ciudad Judicial.

De manera inmediata se montó un operativo de rescate por parte del Heroico Cuerpo de Bomberos, Policías Municipales y paramédicos, quienes acudieron para tratar de convencerlo de que bajara, puesto que su vida estaba en riesgo.

Tras varios minutos de intentarlo, dos bomberos intentaron subir hasta la punta de la antena, donde se encontraba el hombre, pero con amenazas les obligó a regresar.

La lluvia y la tormenta eléctrica, complicó todavía más la situación ya que incrementó el riesgo de una caida.

Esta mañana, el riesgo es ahora de un golpe de calor, puesto que la temperatura está muy alta y no hay nubes que lo cubran un poco de los rayos del sol.

De todas las formas posibles han intentado convencerlo de que baje de la enorme estructura metálica pero no lo han logrado.

El operativo de rescate continuó durante toda la noche, sin embargo el hombre permaneció en la punta de la antena.

Al lugar, llegaron también sus familiares, entre los que destaca la presencia de sus hijos, quienes desconsolados le han gritado que baje.

También se encuentra su madre, de nombre Olga García, quien explicó lo que estaba sucediendo:

Dijo que son originarios de Delicias y que su hijo, Ángel Ramos, de 34 años.  Que llegó la tarde del viernes a la ciudad de Chihuahua porque venía a realizar un trabajo, sin embargo la persona que lo iba a recoger para tal fin, no acudió, lo que quizá desató su condición de ansiedad.  Pero además, su madre señaló que su hijo es adicto y podría tener problemas psicológicos.

Ángel, esta mañana estuvo a punto de bajar, sin embargo en todo momento ha reiterado que su vida está en riesgo, por lo que pidió que lo grabaran los medios de comunicación, para que "lo vieran que no tiene golpes y no le hicieran nada al llegar a tierra".

No obstante, sólo se permitió la entrada de un periódico impreso y una televisora, lo que al parecer provocó su enojo y nuevamente escaló hasta la parte más alta de la estructura.

Incluso ha habido momentos en los que con un tubo, parte del pararayos, golpea partes de la antena.

Familiares y cuerpos de rescate siguen intentando convencerlo de bajar.

También te puede interesar: