#LaColumna | Violencia de género: la tentación que los candidatos varones deberán vencer

Columnas

El boicot al evento de Maru Campos, en el que se encontraban reunidas virtualmente alrededor de 600 mujeres, no es un hecho que debe pasar desapercibido.

El mensaje es grave, alarmante, y no por las palabras ofensivas o la misoginia de las líneas con las que "hackearon" el evento, sino por el fondo, lo que representa el hecho en un México en el que las mujeres seguimos luchando por ejercer nuestros derechos sin violencia y con equidad.

La violencia política de género será una tentación latente, conforme las mujeres siguen avanzando y reclamando cada vez más, los espacios a los que tenemos derecho y que se nos habían negado. Los políticos y sus equipos deberán trabajar arduamente (unos más que otros) para vencer esa tentación y no "dejarse llevar" por el calor de las campañas.

No se trata, el boicot orquestado de ayer, de una simple estrategia de campaña, sino de una agresión directa y explícita contra las mujeres, simpatizantes o no de Maru Campos, es decir, no solamente fue una ofensa a la precandidata o a las mujeres reunidas en su apoyo, sino al género femenino.

Tal vez lo más lamentable, es que se siga subestimando de tal manera a las mujeres, pues ¿qué es lo que se pretendía con tan burdas acciones? ¿qué resultado se buscaba? ¿Se podría ser tan retrograda para pensar que el ataque lograría intimidar o desalentar a las mujeres que estaban en el evento? 

¡Increíble, ruin y estúpido! No hay más calificativos para el intento, ojalá sirva para que se establezca como obligatorio un taller para los aspirantes a cualquier puesto de elección popular, que les enseñe por lo menos lo básico en materia de violencia de género y la legislación vigente, no sólo en el ámbito político, igual y les sirve también para poner en práctica el aprendizaje en sus casas.   

 

También te puede interesar: